Todo drama, película o telenovela tiene un(a) protagonista. Toda la historia está construida en alrededor de este personaje. Si la historia es romántica, el protagonista encuentra a la persona correcta y se enamora ciegamente y lucha por ese amor. Si es una historia de acción, el protagonista tiene que luchar contra los malvados para completar una misión específica y poder salvar el mundo. Para que sea una buena historia nuestra imaginación tiene que ser cautivada y hacernos sentir como que si nosotros estamos en medio de la acción y sentir todas las emociones posibles.

Cuando trasladamos esto a las Escrituras puede ser bueno pero también puede ser malo. Bueno porque podemos disfrutar tanto las historias que están escritas y memorizarlas y aprender mucho de ellas. Malo porque nos podemos creer los protagonistas de esas historias e inconscientemente pensar que la Biblia se de nosotros. No me mal interpreten, creo cien por ciento que la Biblia es para nosotros. Pero no se trata de nosotros.

Si nos acercamos a tratar de entender las Escrituras de una mala manera vamos a perjudicar nuestra misión de hacer a Jesús visible. Si nos vemos a nosotros mismos como los protagonistas de las Escrituras vamos a percibir el evangelio como un mensaje de realización personal e inevitablemente lo presentaremos como una oferta de como tener la mejor vida hoy.Para poder hacer a Jesús visible tenemos que primero dejarlo a El ser el protagonista de su historia y no tratar de usurpar el lugar que no nos corresponde.

El antídoto para este problema es una dosis saludable de interpretación Cristo-Céntrica de toda las Escrituras. El Nuevo Testamento nos enseña cómo interpretar el Antiguo Testamento. Solo en los primeros dos capítulos de Evangelio de Mateo vemos que tan repleto de referencias a Cristo estaba el antiguo testamento. Desde la genealogía hasta las cinco profecías explicitas que son citadas.

Lucas narra cómo Cristo, el mismo día que resucito, se le apareció a dos discípulos. Ellos se encontraban tristes porque pensaban que Jesús iba a liberal a Israel y porque habían escuchado que el cuerpo de Cristo no se encontraba en la tumba.

Entonces Jesús les dijo: ¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera todas estas cosas y entrara en su gloria? Y comenzando por Moisés y continuando con todos los profetas, les explicó lo referente a Él en todas las Escrituras. (Lucas 24:25-27)

¡Cristo explicó lo referente a Él utilizando todas las Escrituras!

Y a los judíos Él les dijo

No penséis que yo os acusaré delante del Padre; el que os acusa es Moisés, en quien vosotros habéis puesto vuestra esperanza. 46 Porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. 47 Pero si no creéis sus escritos, ¿cómo creeréis mis palabras? (Juan 5:45-47)

Los judíos que rechazaron a Jesús no fueron porque sabían muy bien la ley. Al contrario, era porque no la entendían o por su incredulidad. La ley de Moisés, explico Pablo, era un tutor que estaba diseñada para guiarlos a Jesús (Gal. 3:24)

Pedro en una forma similar utilizó el Antiguo Testamento en el sermón que dio el día de Pentecostés (Hechos 2:14-16). El apeló a David y a los Salmos para probar que Jesús realmente era el Mesías resucitado, el Rey de Israel que ascendió a su trono a la diestra del Padre.

Podemos ver que “el Antiguo Testamento no es principalmente un libro sobre historia o cultura antigua, aunque contiene muchas cosas que son históricas y que describen culturas antiguas. En el centro, el Antiguo Testamento es un libro sobre Cristo, y más específicamente sobre sus sufrimientos y las glorias que seguirán, es decir, un libro sobre la promesa de un Mesías venidero por medio de cuyos sufrimientos Dios establecerá su reino glorioso y eterno.”

Para poder cumplir la misión de hacer a Jesús visible tenemos que aprender a verlo en toda las Escrituras. Dejemos de ser nosotros los protagonistas y egocéntricos y seamos Cristo-céntricos.

 

Paz de Cristo,

Ramon Gahona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s